Nada emancipa tanto a un hombre como el juego. Como, en cuanto hayamos jugado un poco, nos sentimos menos esclavos del dinero!

Tristan Bernard